La experiencia empresarial de Altra recogida en el libro “El proyecto sectores de la Nueva Economía 20+20”
El proyecto Sectores de la Nueva Economía 20+20 presenta experiencias empresariales de éxito representativas de los valores y usos de la Nueva Economía con el fin de comprender cuáles son las claves del éxito de esta realidad que está surgiendo.

Cinco equipos de investigación de seis Universidades españolas han analizado 100 empresas de cinco sectores de la Nueva Economía para detectar las iniciativas de éxito que configuran y determinan sus modelos de negocio. Los sectores que han centrado la investigación son los siguientes: Economía Social, Economía Digital, Industrias de la Creatividad, Economía Abierta y Economía Verde.

“Estas nuevas formas de gestión empresarial de la Nueva Economía 20+20 asientan sus pilares en valores como la sostenibilidad, la creatividad, la transparencia, la participación, la responsabilidad, la tecnología y el compromiso” explican en su prólogo.

De esta manera EOI Escuela de Organización Industrial, busca fomentar las nuevas formas de gestión empresarial que respondan a las necesidades de modernización de la Pyme española.

El caso de ALTRA ilustra como Antonio Mediato Martínez con la edad de 31 años, inició a finales de 1996 un proyecto empresarial con la creación de Airzone. Esta empresa crea un concepto revolucionario en el mundo de la climatización: la zonificación.

Una tecnología novedosa para los equipos de climatización por conductos que permite controlar la temperatura de manera independiente en cada habitación de una vivienda o de una oficina con el consiguiente ahorro energético que eso produce. Explican los directores del proyecto Tíscar Lara y Enrique Ferro.

Este caso nos enseña cómo el capital intelectual es clave para competir.

En primer lugar, el capital humano se caracteriza por su talento, por su inteligencia y por su comportamiento ético.

En segundo lugar, el capital organizacional, recogido en sus sistemas de gestión de la información y del conocimiento, es la base para la vigilancia tecnológica, que es primordial para descubrir oportunidades de negocio. En tercer lugar, el capital social, tanto interno como externo, es un elemento fundamental.

Se trata de una empresa con una alta orientación emprendedora, ya que, además de innovar, está dispuesta a asumir riesgos y es proactiva al anticiparse a las necesidades del mercado.

No obstante, la orientación emprendedora consume recursos, y con estos cuenta la corporación ALTRA, en parte porque capitalizó sus beneficios en momentos de bonanza económica, pensando en el futuro. Esta decisión puede considerarse un acierto, ya que disponer de ese “colchón”, junto a sus altos márgenes derivados de su integración vertical, son los que le permiten defenderse en estos momentos de crisis.

En el libro aparecen otras empresas como Torresol, Energy, Heliosolar, Gamesa, Green Power, Vegetalia, Maderas Nobles de la Sierra de Segura, Bionest, Bodegas Robles Marron Glacé S.L., José Posada, Bonterra Ibérica, Clisol Agro, Cyclus ID, Recytel Intemper, Gemaza, Análisis del Territorio S.L., MP Medioambiente, Grupo Hoteles El Fuerte y Xtraice.